Varilux Especialista en Alicante

¿Qué significa ser Varilux especialista?

  • Especialistas en hacer que veas mejor el mundo
  • Especialistas en que disfrutes de cada detalle
  • Especialistas en ayudarte a cumplir tus retos
  • Especialistas en tu salud visual

Ser Varilux especialista significa contar con los mejores profesionales en la adaptación de lentes progresivas Varilux, expertos en salud visual en constante formación y productos exclusivos.

Tu ojo es único, tus lentes también. Tomamos tus medidas con Visioffice para lograr la máxima precisión. Bienvenido a una experiencia diferente, basada en la profesionalidad, los productos de calidad y los instrumentos más avanzados.

Máxima precisión a todas las distancias

Preguntas frecuentes sobre lentes progresivas

Es un proceso fisiológico que se produce en nuestros ojos con el paso de los años, que produce borrosidad en cerca. Se asocia a una pérdida de flexibilidad de nuestro cristalino, que es la lente encargada de enfocar a todas las distancias. Al no poder curvar su forma, le es imposible mantener el enfoque a distancias cortas y, por eso, tenemos que alejar el texto para poder verlo mejor, o ayudarnos de una luz más intensa.

Depende de varios factores como nuestra graduación de base, el uso de nuestra vista en distancias cercanas y los síntomas de incomodidad al leer, pero normalmente la presbicia suele aparecer entre los 40-45 años. En ese momento hay que usar las primeras lentes progresivas.

Se trata de unas lentes (o cristales como se les conoce habitualmente) adaptadas en una montura, que nos permiten ver tanto de lejos, como en distancia intermedia y en cerca con una sola gafa. Moviendo los ojos y la cabeza conseguiremos enfocar nuestra vista para ver a cada distancia.

Las lentes progresivas permiten una buena visión de lejos cuando nuestros ojos miran por la zona superior, aunque en los laterales se producen pequeñas deformaciones de la imagen que limitan el espacio de visión nítida que somos capaces de observar con las gafas. Es lo que se denomina campo visual.

Para ver a media distancia, por ejemplo el ordenador o un texto en la mesa, los ojos deben ir bajando la mirada a través de la lente hasta encontrar el punto de enfoque adecuado para la distancia que queremos ver.

Para enfocar a distancias más cercanas, por ejemplo el móvil o un libro, los ojos deben buscar la zona más inferior de las lentes, que es la que posee la graduación adecuada para ver de cerca.

Si miramos el suelo o las escaleras con la parte inferior de la lente (destinada para cerca) lo veremos borroso y deberemos bajar un poco la cabeza para buscar la zona adecuada de la lente que permita una buena visión.

Así funcionan las lentes progresivas (o cristales progresivos) de manera genérica. En resumen, nos permiten ver bien a cada distancia cuando nuestros ojos enfocan el punto adecuado en la lente.

Todos los présbitas que utilicen la visión de cerca e intermedia pueden llevarlas. No solo aquellos que leen más o que trabajan con ordenador ocho horas al día, porque en nuestra vida tecnológica, aparatos como el móvil y la táblet se usan de forma habitual. También aquellos que conducen pueden llevarlas para divisar el salpicadero, los controles de velocidad, el GPS etc… Para realizar actividades en casa, en la cocina, hobbies, para ir a comprar, ver los escaparates, ver etiquetas de productos… y todo ello sin cambiar de gafas.

Las lentes progresivas requieren de una alta tecnología e investigación. Desde las primeras lentes Varilux inventadas por Bernard Maitenaz en 1959 hasta las más tecnológicas y personalizadas Varilux XClusiv 4D de nuestros días, la evolución ha sido constante.

No todas las lentes progresivas son iguales. La calidad de la lente es clave para ayudar a una adaptación rápida y un uso cómodo de nuestra visión. Y esa calidad se manifiesta en una serie de ventajas:

-La disminución de distorsiones laterales cuando miramos de lejos, que facilita campos visuales más extensos y que mejoran la percepción de la realidad a nuestro alrededor.

-La facilidad de encontrar el punto de enfoque en cualquier distancia, minimizando el “efecto búsqueda” y mejorando nuestra precisión visual.

-La anchura de la zona por donde nuestros ojos se van a mover y que facilitarán tanto la tarea de enfoque como la comodidad de nuestra cabeza/cuello para mantener una postura fisiológica.

-La disminución del “efecto balanceo” para mejorar la estabilidad cuando caminamos por la calle o subimos escaleras.

Además de estas ventajas, las lentes progresivas más avanzadas se pueden personalizar en función de las características de la montura elegida y del uso de la visión que hace el usuario. Mediante el Visioffice, un instrumento de alta tecnología, podemos medir cómo se adapta la montura que hemos elegido, a qué distancia está separada de los ojos y qué curvatura horizontal y vertical tiene. En cuanto al usuario, determinamos su ojo dominante (Usamos cada ojo de forma distinta y uno de ellos se encarga de “dirigir” la fijación de los objetos) y también su Conducta Visual de Cerca (CVC) y distancia de lectura mediante una prueba con una táblet, donde la persona va siguiendo con los ojos un punto que se desplaza por la pantalla, simulando su proceso de lectura.

Así, es fácil comprender que en función de las ventajas que nos ofrece una lente progresiva, existen distintos niveles de calidad y esto influirá en su precio. Ese es el motivo de encontrar en el mercado una variedad muy grande de precios y ofertas. Una lente progresiva Premium que nos aporte más ventajas, tendrá mayor valor que otra más básica.

También existen distintos tipos de lentes progresivas según su diseño. Hay lentes optimizadas para la visión de cerca, otras para intermedia y otras para lejos, en función del perfil y experiencia del usuario. Incluso disponemos de progresivos “ocupacionales” que están indicados exclusivamente para el trabajo en visión intermedia y cerca.

Es fácil adaptarse a unas lentes progresivas aunque requieren de un tiempo de adaptación porque nuestro cerebro debe realizar un “mapa” de por dónde deben moverse los ojos para enfocar, y hacerlo de manera automática lo antes posible. En el momento en que nuestro cerebro “ha aprendido” a mirar por las lentes para ver sin esfuerzo a cada distancia, nos habremos adaptado.

La adaptación depende de estos factores:

CALIDAD DE PROGRESIVOS:

Cuantas más ventajas nos ofrezca una lente progresiva, nos será más fácil adaptarnos a  ella. Campos de visión más amplios, zonas de enfoque más anchas, disminución del efecto balanceo, mayor volumen visual en cerca… Son ventajas que facilitan nuestra adaptación y producen gran comodidad y precisión de uso.

Por eso las lentes con más calidad tienen un valor más alto que otras básicas con las que nos costará mucho más adaptarnos. Una lente progresiva de mayor calidad facilita la adaptación.

LA GRADUACIÓN

Es uno de los factores más importantes y al que menos atención se le presta. Una graduación precisa realizada por un profesional con experiencia que disponga en su consulta de una alta tecnología puede ahorrar tiempo y dinero al cliente.

Muchos problemas de adaptación a las lentes progresivas  están originados por una graduación errónea, sobre todo en visión de cerca.

EL CENTRADO

Las lentes progresivas disponen de un centro óptico que debe coincidir con el centro de la pupila del usuario, de tal manera que todos los movimientos de enfoque parten de ese punto y están calculados para un centrado perfecto.

En Benalúa Óptica, para procurar el mejor centrado de las lentes progresivas utilizamos el Vissioffice, un instrumento de alta tecnología exclusivo para los centros Varilux Especialista. Con él podemos medir los datos de altura de pupila, curvatura y posición de montura, centro de rotación del ojo, conducta visual en cerca (CVC) ojo dominante y mucho más.

Un buen centrado favorece una rápida adaptación a las lentes progresivas.

EL USUARIO

Unas lentes de calidad, bien graduadas y centradas facilitan mucho el proceso de adaptación. Aún así, es necesario el compromiso del usuario para llevarlas e insistir cuando las cosas no se vean como estamos acostumbrados.

Debemos bajar la mirada para leer de cerca, y buscar la parte inferior de la lente. Hay que evitar la mirada de reojo y mover ligeramente la cabeza para acostumbrarnos a las distorsiones laterales. Es conveniente agachar levemente la cabeza cuando miremos el suelo para evitar verlo borroso con la graduación de cerca.

La mayoría de los usuarios comienzan a usar sus nuevas lentes progresivas desde el primer momento. La clave es no quitarlas hasta que nos hayamos adaptado por completo. Lo normal suele ser en tres o cuatro días, aunque algunas personas pueden requerir más tiempo.

Hay que tener paciencia y no desistir. Para cualquier duda, en Benalúa Óptica disponemos de línea directa con el cliente para contestar cualquier duda o pregunta. Además, para mayor tranquilidad, garantizamos la adaptación a todas nuestras lentes.

Un usuario comprometido es garantía de éxito en la adaptación.

Las lentes progresivas están diseñadas para ver bien a todas las distancias con el uso de unas solas gafas. Tanto el ordenador como el teléfono móvil pueden verse perfectamente con lentes progresivas.

En el caso de leer en la cama también son adecuadas siempre y cuando se lea en posición sentada. Si estamos acostados, tendremos el texto a la altura de nuestros ojos por la zona de visión de lejos, con lo cual habría que levantar mucho la cabeza. Por ese motivo y en esa situación, unas gafas monofocales de cerca solucionarían el problema.

Lo mismo sucede para ver la televisión en posición recostada en un sofá. La imagen de lejos pasaría por la zona inferior de la lente (que es la destinada para cerca) y no veríamos bien. Por lo tanto, no se debe ver la televisión recostado en un sillón con lentes progresivas.

El precio de las lentes progresivas está en función de su calidad. Y la calidad depende de las ventajas que nos aporten para facilitar su adaptación y su uso:

-Campos de visión más amplios

-Zonas de enfoque más anchas

-Menor tiempo de reacción

-Disminución del efecto balanceo

-Mayor volumen visual en cerca

 

Pero también existen ventajas asociadas que pueden mejorar mucho las prestaciones de nuestra equipación visual:

Reducción del material de la lente para mejorar estética y peso (sobre todo con graduaciones altas)

-Tratamiento endurecido para evitar rayaduras

-Tratamiento antirreflejante Premium para mejorar la calidad visual con luces eléctricas y que, además, se ensucien menos y se limpien más fácil.

Absorción de luz azul, para trabajar sin problemas con dispositivos electrónicos.

-Material fotocromático, para que las lentes se oscurezcan en función de la intensidad de la luz solar.

Filtro solar, para disponer de lentes de sol progresivas que nos permitan conducir, leer en la playa, o realizar actividades a pleno sol sin renunciar a una visión nítida a todas las distancias.

 

En función de la opción elegida, los precios pueden variar entre los 100 y 600 euros por lente.

Lo más importante es conocer cómo usa cada persona su visión con el fin de recomendarle la lente progresiva que mejor se adapta a sus necesidades.

Actualmente las lentes progresivas personalizadas se adaptan a cualquier montura. Lo ideal sería que no fuesen demasiado estrechas para aprovechar mejor las ventajas de lo que se llama el “pasillo de progresión”, es decir, la zona por donde hay que subir o bajar la mirada para enfocar a todas las distancias. Aún así, hay lentes progresivas con pasillo corto, especiales para monturas estrechas.

Es difícil precisar la duración de unas gafas. Influyen muchos factores como la estabilidad de la graduación y el cuidado que se preste a su mantenimiento.

Suponiendo que la graduación de lejos permanezca estable, la adición de cerca puede variar cada 2-3 años, o quizás más.

 

Estos consejos prolongarán la vida de tus gafas:

Limpiar las lentes con una gamuza de microfibra.

-Colocarlas y quitarlas con ambas manos para que no se deformen las varillas.

-Guardarlas en su funda.

Evitar dejarlas boca abajo sobre cualquier superficie.

-No dejarlas encima de asientos o lugares donde alguien pudiera sentarse encima.

-No dejarlas dentro del coche, expuestas a altas temperaturas en verano.

-Realizar cada año una limpieza por ultrasonidos en la óptica.

 

Ante cualquier síntoma de incomodidad, es recomendable acudir a nuestro Centro de Benalúa Óptica para que podamos revisar la causa y solucionar el problema lo antes posible.

 

Descubre los diferentes tipos de Lentes Progresivas Varilux

La lente progresiva más avanzada de Varilux gracias a sus 4 tecnologías exclusivas:

-XTEND: mayor fluidez en la visión de cerca
-TECNOLOGÍA 4D: tiempo de reacción más rápido
-SYNCHRONEYES: campos de visión muy amplios
-NANOPTIX: mayor equilibrio en movimiento

Proporciona Visión en Alta Resolución y mejora del relieve, con transiciones suaves de visión de lejos a cerca, gracias a la tecnología Binocular Booster.

-Mejora la visión estereoscópica
-Visión en Alta Resolución
-Mayor calidad de imagen
-Transiciones suaves de lejos a cerca y viceversa.
-Enfoque sin esfuerzo

Lente progresiva que aporta agudeza visual instantánea y mayor comodidad de adaptación.

-Campos de visión más amplios
-Visión dinámica más confortable y menor efecto balanceo
-Visión en cerca más natural, y cómoda

Lente progresiva de calidad digital que proporciona cambios de enfoque fluidos y visión periférica más nítida.

-Claridad de visión a todas las distancias
-Mayor amplitud de la zona de cerca
-Fácil adaptación

Lente progresiva ideal para quienes tienen limitaciones económicas pero que no quieren renunciar a la calidad de unas lentes Varilux.

-Tecnología digital
-Nitidez a cualquier distancia

Lente progresiva especializada para el uso de dispositivos digitales en función del perfil de usuario:

-Smartphones y tabletas
-Ordenadores
-Pantallas grandes

Reduce la fatiga visual y mejora la lectura con una posición de cabeza más natural.

Más información sobre las Lentes Varilux: Precios y consultas

Si crees que tienes algunos síntomas de la presbicia (dolores de cabeza, dificultad para ver de cerca, tienes que alejarte el texto…) pide una cita con nosotros y te ayudaremos a solucionar tu problema de manera personalizada.

También puedes suscribirte a nuestro boletín de noticias para enterarte de las novedades, eventos y promociones de Benalúa Óptica.


Los campos con * son obligatorios